biografía

La Roux (Brixton, Londres, 1 de enero de 2009)

Señoras y señores, por favor tomen asiento, el espectáculo está a punto de comenzar. ‘La Pelirroja’ va a conseguir que hacer electro-pop tenga significado otra vez. Elly Jackson tiene 20 años, lleva la melena pelirroja cortita, es pecosa, tiene una a naricilla que hace que el corazón se te encharque pero lo más importante es el modo tan suyo de hacer melodías que provocan que todo el resto de cosas  que te rodean se desvanezcan. Esta chica de Brixton experimenta todas las cosas que viven las jóvenes de su edad: tener el corazón partido, sentir frustración, asombro, invencibilidad y fragilidad. Pero al contrario de la gran mayoría de sus coetáneas, Elly tiene una espectacular habilidad para canalizar todas estas sensaciones y vivencias en maravillosas ráfagas de dulces cristalinos para la escucha que provocan una inmediata resonancia. Pero La Roux (´La Pelirroja´ en francés) no es un producto desechable de pista de baile ni un aditivo insustancial. “No es que no pueda escuchar música cuyos textos no tengan sentido, lo hago todo el tiempo. Es que no quiero hacer ese tipo de música. He llorado entre tomas de grabación. Quiero conectar con la gente a ese nivel.” Mientras que ocupa sus fines de semana asistiendo en primera fila a sudorosos y apretados conciertos de grupos como Justice y Boyz Noize, sus fuentes creativas beben de los pioneros del electro pop clásicos como Eurythmics y Depeche Mode. Ahora esta sirenita aniñada está preparando un proyecto de triple enchufe para atacar las listas, encandilar los corazones y arrasar en los clubs. 


Elly no siempre se ha movido en el mundo del tecno. Creciendo a nivel musical con su padre, éste se aseguró que su niña estuviera versada en el tipo de terremotos que sólo un papa oso podría soportar. Así  siendo el payaso de su clase en el instituto, creció rasgando su guitarra en la búsqueda espiritual de la sabiduría de Nick Drake y Neil Young, colocando pilares que aún hoy la sostienen. A petición de sus amigos, seis compañeros del instituto presenciaron  sus tentativas composiciones acústicas en su  habitación, aireadas en el ambiente embriagado de de los asistentes al evento casero, uno de los presentes avisó a un ingeniero de sonido local que empezó a llamar compulsivamente a todos los productores que conocía a las cuatro de la madrugada. Uno de ellos resultó ser Ben Langmaid, un líder de los estudios recién llegado de Londres. Al escuchar sus seductoras melodías se comprometió a abandonar el resto de sus proyectos, dedicando todas sus energías a la señorita Jackson, completándose así el equipo creativo. Todo lo que Elly necesitaba era un empujón final para que su inspiración se plasmara en una visión directa. Esta vino como regalo en forma de una pequeña caja negra con un  Korg empotrado en el frontal. Sucedió que empezó a coger el teclado en el estudio de Ben y a juguetear con el durante toda la tarde. En menos de lo canta un gallo el sintetizador les inspiró para componer nuevos temas y volver a trabajar sobre los ya compuestos con energías renovadas. Antes de lo que se pudieran imaginar las seis baladas de cuerda se habían convertido en ritmos robóticos y oleadas de sinfonías sintetizadas. 


El renacer del electro coincidió con la inmersión del dúo en el mundo de los sintetizadores, devorando temas clásicos de nombres como Blancmange, y enlatando nuevos ídolos del colegio como The Knife y Chromeo. Su puesta de largo musical también coincidió con un acto social porque se atrevió a  meterse en una fiesta underground celebrada en un almacén de Londres. Pronto sus esfuerzos en los clubs se deslizaron en su trabajo. El resultado de este periodo de gestación son unos temas contagiosos donde una utopía electrónica clásica y atemporal de ritmo contagioso está apuntalada por un sentido clásico de la composición meticuloso con los textos. Es una colisión que evoca las palpitaciones de la era Jelly Bean de Madonna, pero se alza de forma muy personal, orgullosa y fuerte en la nueva tendencia pop emergente del 2008. Es una colisión que ya se ha hecho notoria en  Myspace creando himnos de temas como el serpenteante ‘In For The Kill’, colas para acceder al tan esperado y desafiante tema ‘Quicksand’ editado en sello puntero francés de electro Kitsune que le valió su doble fichaje con Polydor y con su manager Klaxons . Al final es una colisión que ha hecho que ‘La Pelirroja’ se convierta de forma incuestionable en una apuesta segura al estrellato en el firmamento británico del 2009.


LA ROUX “La Roux” - A la venta el 30 de Junio.

último lanzamiento

La Roux  ·   La Roux
Política de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.